Qué es y para que sirve

Analgésicos

El ibuprofeno es un AINE (antiinflamatorio no esteroide), una clase de fármaco con efectos analgésicos, antifebriles, y en altas dosis con propiedades antiinflamatorias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye al ibuprofeno en una lista de las necesidades médicas mínimas para un sistema de salud básico denominada “Lista de medicamentos esenciales”.

Los medicamentos corticoesteroides a menudo tienen efectos similares, pero el uso a largo plazo puede provocar efectos adversos graves. La mayoría de los AINE no son narcóticos, por lo que no causan insensibilidad o estupor. El ibuprofeno, la aspirina y el naproxeno son AINES muy conocidos, en parte porque están disponibles sin receta médica en las farmacias.

El ibuprofeno actúa bloqueando la producción de prostaglandinas, sustancias que el cuerpo libera en respuesta a lesiones y enfermedades. Las prostaglandinas provocan dolor e hinchazón, o inflamación

Se liberan en el cerebro y además, pueden causar fiebre. Los efectos analgésicos del ibuprofeno se inician poco después de tomar una dosis. Los efectos antiinflamatorios pueden tomar más tiempo, a veces varias semanas.

Efectos Secundarios

El ibuprofeno no es adecuado para personas que:

-Son sensibles a la aspirina o cualquier otro AINE.

-Padecen o han padecido gastritis o úlcera péptica.

-Pacientes con insuficiencia cardiaca grave

En el año 2015, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) reforzó su advertencia sobre el mayor riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebro vascular al tomar dosis más altas de ibuprofeno. 

Instan a las personas que sean conscientes de este posible problema y busquen atención médica de inmediato si experimentan dolor en el pecho, problemas respiratorios, debilidad repentina en una parte o un lado del cuerpo o dificultad súbita para hablar.
El ibuprofeno debe emplearse con precaución si una persona tiene o ha tenido:

-Asma.

-Enfermedades del hígado.

-Enfermedades renales.

-Insuficiencia cardiaca.

-Hipertensión arterial.

-Angina de pecho, infarto al miocardio.

-Enfermedad arterial periférica.

-Cirugía de revascularización coronaria.

-Antecedentes de sangrado por úlcera gástrica.

-Accidente cerebro vascular.

-Posibles efectos adversos del Ibuprofeno.

-Diarrea.

-Náuseas y vómito.

-Dispepsia (dolor abdominal superior, hinchazón y flatulencias).

Otros efectos adversos menos frecuentes son:

-Mareo.

-Retención de líquidos.

-Hinchazón.

-Empeoramiento de los síntomas de asma.

Reacciones Alérgicas

La FDA advierte que algunas personas pueden ser alérgicas a los componentes del ibuprofeno.
Los síntomas de alergia incluyen:

-Urticaria, piel roja, ampollas, o lesiones parecidas al salpullido.

-Hinchazón de la cara y los labios.

-Asma y sibilancias.

En casos severos puede presentarse un shock anafiláctico (severa baja de la presión arterial). La persona tendrá dificultad para respirar. Esto puede poner en peligro la vida y requiere atención médica inmediata.

El ibuprofeno no debe utilizarse en los tres últimos meses del embarazo a menos que el médico indique lo contrario, ya que puede afectar al feto o provocar problemas durante el parto. 

Además, el ibuprofeno puede pasar a la leche materna. Algunos estudios sugieren que el uso rutinario de muchos analgésicos como el ibuprofeno para los dolores de cabeza por migraña, pueden desencadenar un dolor de cabeza de rebote después de que las concentraciones en la sangre del analgésico desaparecen.

Interacciones del Ibuprofeno con otros medicamentos

En ocasiones un medicamento puede interferir con los efectos de otro fármaco. Este fenómeno se conoce como interacción farmacológica.
Los medicamentos que pueden interactuar con el ibuprofeno incluyen:

Medicamentos antihipertensivos: utilizados para el tratamiento de la hipertensión. El ibuprofeno puede a veces conducir a un incremento de la presión arterial si se usa junto con antihipertensivos.

Analgésicos antiinflamatorios: el ibuprofeno no debe tomarse junto con diclofenaco, indometacina o naproxeno porque existe un mayor riesgo de sangrado gástrico.

Digoxina: éste medicamento se utiliza para tratar la fibrilación auricular. El ibuprofeno junto con la digoxina pueden elevar los niveles de la presión arterial.

Litio: éste fármaco se utiliza para el tratamiento de algunos trastornos mentales. El ibuprofeno puede hacer que el litio se acumule en niveles potencialmente peligrosos en el cuerpo.

Metotrexato: es un medicamento utilizado para tratar ciertos tipos de cáncer y algunas enfermedades autoinmunes. El ibuprofeno puede dificultar la eliminación del metotrexato, acumulándose en niveles potencialmente peligrosos y tóxicos en el organismo.

Indicaciones del Ibuprofeno

El ibuprofeno está disponible en gel, aerosol, tabletas y jarabes, siendo utilizado para aliviar una gran variedad de síntomas. Éstos incluyen:

-Fiebre e inflamación.

-Dolor de cabeza.

-Dolor de muelas.

-Dolor de espalda.

-Artritis.

-Dolores menstruales.

-Lesiones leves.

Para molestias como un dolor de cabeza, el uso es a corto plazo. Para los efectos antiinflamatorios relacionados con afecciones crónicas, es necesario su uso a largo plazo.

Dosis del Ibuprofeno

La dosis depende del motivo por el que se va a tomar el medicamento y la edad del paciente. Para los adultos que lo utilizan para la artritis reumatoide o artrosis, la dosis es de 1200 mg a 2400 mg por vía oral en dosis fraccionadas. 

El paciente debe se monitoreado para detectar la presencia de efectos adversos, y la dosis debe ajustarse para que tome la menor cantidad posible para cumplir con sus objetivos de tratamiento. 

La dosis habitual para adultos es de 200 a 400 mg por vía oral cada 4 a 6 horas, sin exceder la dosis máxima recomendada de 2400 mg por día.

Dosis de Ibuprofeno en niños

En los niños se puede emplear el ibuprofeno para aliviar el dolor, la inflamación y para controlar la fiebre, así como también para el tratamiento de la artritis idiopática juvenil.

En los niños las dosis son más bajas que en los adultos. Dependerá del peso y la edad del niño, y la gravedad de la fiebre u otros síntomas. El niño debe tener al menos 6 meses de edad y pesar mínimo 5 kilogramos (kg).

Aunque el ibuprofeno es un medicamento de venta libre, es mejor que su indicación sea supervisada por un profesional médico.