Neuropatía Diabética

por - octubre 22, 2019

LA NEUROPATÍA DIABÉTICA

Dibujo, Célula Del Nervio, Neurona, Eléctricamente
Anatomía de la neurona

Es considerada como cualquier trastorno de los nervios craneales o periféricos, que se presenta en la evolución de la diabetes mellitus, siempre y cuando no sea producida por otras causas.

Factores de Riesgo

-Edad.
-Diabetes prolongada.
-Talla alta.
-Hemodiálisis o diálisis peritoneal.
-Hiperlipidemia.

Epidemiología

La neuropatía diabética es un trastorno muy frecuente. Cerca del  60% de los individuos que padecen diabetes mellitus tipo 2, presentan alguna forma de neuropatía, cuya frecuencia depende de la duración de la enfermedad; así, las personas con diabetes de reciente diagnóstico tienen una incidencia menor al 10% de neuropatía; la prevalencia se incrementa progresivamente y después de 15 años de evolución casi todos los pacientes tienen datos clínicos y objetivos de neuropatía.

La neuropatía diabética es la complicación crónica de esta enfermedad, que más altera la calidad de vida; es un importante factor en la aparición del pie diabético y su manifestación es uno de los datos predictivos más concluyentes de su amputación. Se ha estimado además, que la presencia de neuropatía autonómica favorece el desarrollo de arritmias cardíacas y muerte súbita e incremento de la mortalidad.

Síntomas

Este trastorno tiene algunas formas de manifestación y es posible que la patogenia sea variada también. La polineuropatía sensitivomotora es la polineuropatía diabética típica y más frecuente. Puede coincidir con algún dato de neuropatía autonómica, aunque pueden estar separadas.

Formas clínicas de neuropatía diabética

-Polineuropatía simétrica distal
-Polineuropatía asimétrica proximal
-Mononeuropatía
-Mononeuropatía  múltiple.
-Neuropatía autonómica.
-Neuropatía de nervios craneales.
-Flexopatía.
-Caquexia diabética neuropática.
-Amiotrofia diabética.
-Polirradiculopatía inflamatoria.
-Polineuropatía aguda relacionada con hiperglucemia.
-Radiculopatía.

Clasificación de la neuropatía diabética según el mecanismo de daño principal

Metabólico. Polineuropatía; aparición insidiosa; evolución progresiva.
Isquémico. Mononeuropatía; aparición súbita; remisión espontánea.
Compresivo. Mononeuropatía; aparición lenta,  progresiva;  curación con intervención quirúrgica.

Clasificación clínica de la neuropatía diabética

Sensitivomotora y Autonómica. Caquexia diabética neuropática (Polineuropatía)
Mononeuropatía de pares craneales. Mononeuropatía de nervios periféricos. Radiculopatía toracolumbar. Plexopatía.  Amiotrofia diabética (Neuropatía focal).
Síndrome del túnel carpiano (nervio mediano). Síndrome del túnel del tarso (nervio peroneo). Compresión del nervio femorocutáneo (Síndromes por atrapamiento).

Los síntomas de la polineuropatía sensitivomotora distal y simétrica se caracterizan por dolor, disminución de la sensibilidad, entumecimiento con distribución en forma de guante y calcetín; suele comenzar en los pies y sube conforme avanza la neuropatía. También existe disminución de los reflejos tendinosos, primero en los tendones de Aquiles y posteriormente en los rotulianos. 

Cuando se presenta debilidad muscular tiene igual distribución. La sensibilidad vibratoria, examinada con un instrumento llamado diapasón en la articulación interfalángica del primer dedo se trastorna tempranamente.

La polineuropatía puede llevar a diversos trastornos en los pies por: 1) insensibilidad propioceptiva (provoca neuropatía); 2) insensibilidad dolorosa y térmica (quemaduras y lesiones traumáticas); 3) debilidad de los músculos interóseos (caída del arco transverso y úlceras plantares); 4) falta de estímulo simpático (desencadena vasodilatación, resequedad y fisuras cutáneas, así como resorción [destrucción] ósea de metatarsianos o tarsianos).

La neuropatía autonómica puede aparecer en varias formas, de acuerdo a los órganos lesionados; además, puede haber falta de síntomas adrenérgicos de la hipoglucemia, por lo que el enfermo no se da cuenta de ella hasta que aparecen datos de neuroglucopenia (hipoglicemia cerebral).

La caquexia (delgadez extrema) diabética neuropática se caracteriza por comienzo rápido de polineuropatía difusa severa y gran pérdida de peso, que no obstante, suele resolverse en dos o tres años. Las mononeuropatías localizadas son mucho menos comunes. Las más frecuentes son las parálisis de los nervios craneales III y VII, y las radiculopatías toracolumbares (conocida como menoneuropatía intercostal). La forma más frecuente de neuropatía diabética es la polineuropatía.  

Manifestaciones de neuropatía diabética autonómica

Pupilares: Miosis, mala adaptación a la luz.
Cardiovasculares: Taquicardia en reposo, frecuencia cardíaca fija, intolerancia al esfuerzo, hipotensión arterial postural, síncope, muerte súbita.
Gastrointestinales: Disfagia, gastroparesia, estreñimiento, diarrea, incontinencia fecal.
Urinarias: vejiga neurógena, retención urinaria, incontinencia urinaria.
Genitales: impotencia, eyaculación retrógrada, sequedad vaginal.
Seudomotoras: sudación gustativa (sudoración de la mitad superior del cuerpo durante la comida), anhidrosis distal (piel seca y escamosa de los pies, fisuras), anhidrosis en parches.
Percepción de hipoglicemia: disminuida (reacción adrenérgica a la hipoglicemia disminuida).

Formas más frecuentes de neuropatía diabética en orden descendente

-Polineuropatía sensitivomotora
-Neuropatía autonómica cardiovascular
-Impotencia.
-Neuropatía autonómica del aparato digestivo (estreñimiento con episodios de diarrea)
-Radiculopatía (nononeuropatía intercostal).
-Mononeuropatía de pares craneales (III y VII).
-Neuropatías por atrapamiento.
-Otras: caquexia diabética neuropática, amiotrofia diabética, plexopatías.

Diagnostico

Se lo realiza por los datos clínicos, con la comprobación mediante un método objetivo y excluyendo otras causas.

Diagnóstico clínico abreviado de neuropatía diabética

Interrogatorio: dolor, parestesias, disminución de la sensibilidad.
Inspección de los pies: piel reseca, fisuras, temperatura, callosidades, ulceraciones.
Sensibilidad: al dolor y tacto con aguja y algodón.
Reflejos tendinosos: aquíleos y rotulianos.
Sensibilidad vibratoria: con diapasón vibratorio sobre la articulación interfalángica del dedo gordo.

La vejiga neurogénica puede demostrarse con facilidad, pero la impotencia, además de valorar la inervación, necesita de investigaciones y de descartar trastornos vasculares y psicógenos.

Tratamiento

El dolor se trata de mejor manera con el fármaco carbamazepina. Se deben agregar con frecuencia antidepresivos tricíclicos que modulan la percepción del dolor, al igual que analgésicos. En los casos de dolor intratable se ha implementado la neuroestimulación, aunque con resultados irregulares.

En lo que respecta a la enfermedad en si (diabetes mellitus) es indispensable el control de la glicemia. Se ha demostrado que los pacientes que mantienen un buen control de la diabetes (hemoglobina glicosilada < 7%) se mantienen con velocidad de conducción nerviosa cercana a la normal durante mucho tiempo y no desarrollan neuropatía manifiesta desde el punto de vista clínico, o ésta aparece de manera tardía; mientras que en los pacientes con control menos adecuado (hemoglobina glicosilada > 9%), la velocidad de conducción nerviosa se deteriora lentamente, y en un tercio de los enfermos aparece neuropatía en los primeros ocho años.

El medicamento tolrestato, un inhibidor de la aldosa reductasa, ha demostrado que a largo plazo mejora las parestesias, los parámetros electrofisiológicos y las alteraciones histológicas del nervio sural, contando además con sólido apoyo experimental. De todas maneras, cuando se inicia el tratamiento, el daño neurológico por lo regular es ya avanzado, y la respuesta es lenta y a menudo incompleta.



0 comentarios