Hipertiroidismo

por - octubre 13, 2019

EL HIPERTIROIDISMO

Niña de 3 años de edad con Enfermedad de Graves

Es un trastorno cuya alteración fundamental es una excesiva producción de hormonas por parte de la glándula tiroides, que da como resultado un aumento del metabolismo basal y que se refleja en molestias tales como fatiga, nerviosismo, ansiedad, taquicardia y sudoración. 

En un alto porcentaje este trastorno es de carácter autoinmune y se lo conoce como bocio difuso hipertiroideo o enfermedad de Graves. El hipertiroidismo afecta al 1 a 2% de la población, aparece con más frecuencia entre los treinta y cuarenta años de edad y predomina más en mujeres que en hombres, con una relación aproximada de 9:1.

Causas

Las tres causas más importantes de hipertiroidismo son el bocio difuso hipertiroideo, el bocio nodular tóxico y la tiroiditis subaguda.

Enfermedad de Graves. En un 90% de los casos el hipertiroidismo es causado por el bocio difuso hipertiroideo, conocido también como enfermedad de Graves, y que es un trastorno autoinmunitario en que los anticuerpos estimulan a la glándula y que hacen que elabore tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) en cantidades elevadas. La causa que provoca esta enfermedad es desconocida, no obstante, existe una predisposición familiar y aparece con más frecuencia en mujeres jóvenes.

Bocio multinodular tiroideo llamado también bocio nodular tóxico, que ocurre en pocos casos; uno o más nódulos crecen y elaboran hormonas en exceso. Los nódulos varían en tamaño, cantidad y consistencia. En esta enfermedad, la glándula tiroides generalmente tiene una superficie áspera e irregular, es más prevalente en ancianos.

Tiroiditis subaguda. Es un proceso inflamatorio muy poco frecuente, y casi siempre secundario a infección viral de las vías respiratorias altas que suele manifestarse en mujeres de mediana edad. Sus principales rasgos son el dolor de cuello y el aumento de tamaño de la tiroides. Las molestias suelen durar varios meses. La tiroiditis subaguda una vez que ha provocado hipertiroidismo, en algunos casos termina desencadenando hipotiroidismo de manera permanente.

Síntomas

Por lo regular, el hipertiroidismo se desarrolla lentamente, presentándose molestias que en sus inicios se pueden confundir con el estrés o con otros problemas de salud. Los síntomas se vuelven más evidentes a medida que la enfermedad empeora y de manera muy frecuente está relacionado con un aumento del metabolismo corporal.

Los signos y síntomas del hipertiroidismo incluyen: Fatiga y debilidad, nerviosismo, ansiedad, irritabilidad y falta de sueño. Temblor fino en los dedos de las manos. Pérdida de peso; no obstante, que hay aumento del apetito. Intolerancia al calor y sudoración. Palpitaciones, taquicardia y arritmias. Síntomas digestivos como la diarrea y en las mujeres alteraciones del ciclo menstrual. Los pacientes pueden tener crecimiento glandular en más del 80%. 

En alrededor de 50% de los casos de hipertiroidismo por enfermedad de Graves aparece exoftalmos (hinchazón de uno o ambos ojos que hace que se salgan de la cavidad orbitaria), el cual se debe a la presencia de anticuerpos contra el tejido periorbitario, que provoca inflamación y hace que los globos oculares protuyan.

En pacientes ancianos, el hipertiroidismo se puede manifestar con tan sólo fibrilación auricular, insuficiencia cardíaca, debilidad o pérdida de peso, y se necesita un elevado índice de sospecha para realizar el diagnóstico.

Diagnóstico

El diagnóstico de este trastorno se lo realiza por medio de una adecuada historia clínica por parte del especialista, junto con exámenes en sangre que puede comprobar que los niveles de la hormona TSH se encuentran disminuidos y los valores de T3 y T4 libre  están elevados.

Valores normales de TSH: 0.5-5.0 mcU/ml.
Valores normales de T3: 75 a 200 mg/dl.
Valores normales de T4 libre: 0.8-2.0 mg/dl.

Hipotiroidismo subclínico. En esta condición médica, los valores de TSH están disminuidos y los niveles de T3 y T4 libre están normales.
Examen físico. Al examinar al paciente, el médico puede encontrar agrandamiento de la glándula tiroides, temblor en los dedos de las manos, reflejos hiperactivos y aumento de la frecuencia cardíaca. La presión arterial sistólica puede encontrarse alta. En la enfermedad de Graves, los ojos pueden revelar ligera sequedad e irritación, hasta observar la característica protusión de uno o ambos globos oculares, con dificultad para cerrar los párpados (exoftalmos).

Tratamiento

Los tres ejes del tratamiento de este trastorno son la cirugía, los medicamentos y la utilización del yodo radioactivo, pero debido a lo compleja que es esta enfermedad, será el médico especialista quien la maneje, por lo que el médico general deberá hacer la derivación respectiva.

La más importante complicación del tratamiento es el hipotiroidismo, que sí puede ser manejado por el médico general. El hipertiroidismo se debe tratar siempre, para evitar las graves consecuencias que se pueden presentar si el individuo afectado no es sometido a ningún tipo de terapia. Una de las principales complicaciones del hipertiroidismo no tratado es la crisis hipertiroidea o tormenta tiroidea que puede desencadenar enfermedades severas a nivel del corazón.



0 comentarios