Hiperprolactinemia

Por - octubre 21, 2019

LA HIPERPROLACTINEMIA

Bebé, Mama, Lactancia Materna, La Atención, Niño, Beber
Mujer dando de lactar
Es el aumento anormal de los niveles de prolactina. Esta hormona es producida por la glándula hipófisis

Causas

Entre las causas más frecuentes que producen hiperprolactinemia se encuentran: prolactinomas (tumores que secretan prolactina), hipotiroidismo y ciertos fármacos. De todas estas causas, la más frecuente son los prolactinomas. Hasta el momento no se conoce la causa que origina los prolactinomas, no obstante, se han sugerido algunos mecanismos: infecciones por retrovirus, factores de crecimiento, prostaglandinas y ciertos lípidos.

De acuerdo al tamaño que tienen por tomografia axial computada se clasifican en microadenomas, con un diámetro menor de 10 mm, y macroadenomas, con diámetro superior a los 10 mm. En lo que tiene que ver con el hipotiroidismo, el de tipo primario es el que causa un 40% de incremento de la prolactina. Entre los fármacos que causan hiperprolactinemia están:
Agentes psicotrópicos: fenotiazinas, butirofenonas (bloqueadores de receptores dopaminérgicos) y metoclopramida.
Antihipertensivos: alfa-metildopa, reserpina, verapamil y enalapril.

Otras causas que originan hiperprolactinemia son:
Insuficiencia renal crónica, que desencadena hiperprolactinemia en 73 a 91% de las mujeres, y en 25 a 57% de los varones.
Cirrosis hepática, que eleva los niveles de prolactina en 5 a 20% de los pacientes que padecen este trastorno.
Insuficiencia suprarrenal, puesto que al no haber producción de glucocorticoides se pierde su efecto supresor por el gen de transcripción de la prolactina.
Secreción ectópica de prolactina, generalmente ocasionada por tumores malignos como carcinoma renal y tejido ectópico en la hipófisis.
Tumores infiltrativos de la hipófisis y del hipotálamo, silla turca vacía e hipófisis linfocítica.

Síntomas

La primordial manifestación de la hiperprolactinemia en la mujer es el síndrome de amenorrea-galactorrea (falta de menstruación y secreción láctea anormal), que además origina infertilidad. Aproximadamente, un 30% de mujeres con hiperprolactinemia presenta un tumor a nivel de la hipófisis. Por otro lado, si se presentan trastornos de la función ovárica, deberá pensarse en hiperprolactinemia en un 20% de los casos, los cuales en un 30% también tendrán una tumoración hipofisaria.

En el varón la hiperprolactinemia se manifiesta como pérdida del deseo sexual, impotencia, infertilidad, galactorrea (muy poco frecuente) y ginecomastia (aumento del tamaño de la glándula mamaria en el hombre). Si el paciente varón presenta hipogonadismo clínico y químico, el trastorno será la secreción de hormona hipotalámica liberadora de gonadotropinas.

Diagnóstico

Para realizar el diagnóstico de hiperprolactinemia se implementarán las siguientes medidas:
-Determinación de los niveles de prolactina sérica y de sus subtipos en la mañana, tarde y una hora después de tomar los alimentos.
-Descartar otras alteraciones endócrinas, por lo que se recomiendan determinaciones séricas de hormona adenocorticotrópica (ACTH), hormona estimulante del tiroides (TSH), tiroxina (T4) y hormona del crecimiento.
-Descartar que el paciente este tomando algún medicamento que provoque hiperprolactinemia.
-Evaluar la presencia de síndrome depresivo.

Estudios de Imágenes

Se deben realizar los siguientes estudios:
-Placas simples de cráneo.
-Tomografía axial computada de alta resolución o resonancia magnética.

En cuanto a los niveles séricos de prolactina se ha determinado la siguiente correlación:
Valores de 50 ng/ml o menores: 25% de probabilidad de la presencia de un tumor en la hipófisis.
Valores de 100 ng/ml: 50% de probabilidad de un tumor hipofisario.
Valores por arriba de 200 ng/ml: casi en su totalidad presentan prolactinoma.

En hombres mayores de 50 años con disfunción eréctil está justificado el diagnóstico de hiperprolactinemia si además manifiestan bajo deseo sexual, ginecomastia o niveles de testosterona inferiores a 4 ng/mililitro.
Cuando existe hiperprolactinemia en una mujer posmenopáusica, es debido a que no se realizó el  diagnóstico en etapas tempranas, por lo que sería raro encontrar un macroadenoma en la hipófisis.

Tratamiento

Si finalmente se diagnostica la presencia de una tumoración hipofisaria los tratamientos serán distintos dependiendo si es un microadenoma o un macroadenoma.

Microadenoma. El medicamento de elección debe ser la bromocriptina, ya que disminuye los niveles de prolactina en un 80 a 90% de los casos. En cuanto a la cirugía, sólo se normalizan los niveles de prolactina en 53% de los pacientes.

Macroadenoma. Se inicia con tratamiento médico, puesto que hay estudios que indican que el tamaño del tumor se reduce a la mitad en 40% de los pacientes. Si hay evidencia de invasión o compresión de las estructuras circundantes se debe analizar el tratamiento quirúrgico, sin desestimar el hecho de que sólo en un 18% de los casos se normalizarán los niveles de prolactina, por lo que tendrá que prescribirse tratamiento médico posterior.

En pacientes con microadenoma se podrá suspender el tratamiento médico dos años después de su inicio, vigilando que no reaparezcan los síntomas. El tratamiento con radioterapia se implementará en los casos en que no haya una respuesta favorable con la terapia farmacológica o quirúrgica. La mujer que desee embarazarse deberá recibir bromocriptina en las dosis recomendada por el especialista. En el paciente varón se deberán seguir las mismas recomendaciones diagnósticas y terapéuticas indicadas por el médico.





0 comentarios