Hiperlipidemia

Por - octubre 10, 2019

LA HIPERLIPIDEMIA 

Huevos Fritos, Desayuno, Brindis, Los Alimentos, Huevo
Alimentos con alto contenido graso

Es un trastorno que consiste en la elevación de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre siendo uno de los problemas médicos más comunes. La importancia clínica de esta enfermedad es por la relación entre la hipercolesterolemia (colesterol alto) y la aterosclerosis, y entre la hipertrigliceridemia (triglicéridos elevados) y la pancreatitis.

La aterosclerosis y sus repercusiones a nivel del corazón y las arterias están entre las principales causas de mortalidad en muchos países. Los niveles elevados de colesterol sérico son el principal factor de riesgo para enfermedad de las arterias coronarias. La disminución del colesterol HDL (colesterol bueno) es también un factor de riesgo para enfermedad coronaria.

Causas

La hiperlipidemia es un trastorno metabólico que se puede originar por: alteraciones genéticas primarias, dieta elevada en colesterol y grasas (carne, queso, crema, huevos y mariscos) y baja en frutas, legumbres y alimentos con fibra; obesidad y falta de ejercicio físico, enfermedades como la diabetes mellitus, alcoholismo, hipotiroidismo y síndrome nefrótico; tratamiento crónico con algunos medicamentos (anticonceptivos orales, hormonas, ciertos diuréticos y betabloqueadores).

Hay cuatro clases principales de lipoproteínas plasmáticas, que varían en densidad según la concentración alcanzada por sus distintos componentes lipídicos y proteínicos: quilomicrones, lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL), lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). La mayor concentración de triglicéridos se encuentran en los quilomicrones y en las VLDL, en tanto que el mayor contenido de colesterol se encuentra en las LDL.

Síntomas

Los trastornos lipídicos no desarrollan síntomas por si mismos; no obstante, hay algunos datos que pueden ser de utilidad, como por ejemplo, los antecedentes familiares de infarto del miocardio o de accidente cerebrovascular.

Los factores de riesgo para enfermedad coronaria que deben ser considerados son: tabaquismo, hipertensión arterial, diabetes mellitus, antecedentes familiares de infarto o muerte súbita en el padre o un familiar varón de primer grado antes de que haya cumplido 55 años de edad; madre o familiar de primer grado menor de 65 años y edad mayor de 45 años para varones o de 55 años para las mujeres.

Diagnóstico

La hiperlipidemia se determina por medio de una prueba de sangre que revelará los niveles de colesterol y triglicéridos. En personas por lo demás sanas, se recomienda la práctica de este estudio una vez cada 5 años, a partir de los 20 años de edad.

Valores de lípidos en sangre

Colesterol total: < 200 (nivel deseable); 200-240 (límite alto) > 240 (alto)                             
Colesterol LDL: < 130 (nivel deseable); 130-160 (límite alto); > 160 (alto)
Colesterol HDL: > 60 (factor de protección); 35-39 (normal); < 35 (factor de riesgo)
Triglicéridos: < 200 (normal); 200-399 (normal alto); 400 a 1000 (alto); > 1000 (muy alto)
Para pancreatitis se establece como factor de riesgo un nivel de triglicéridos de más de 500 mg/dl.

Tratamiento

Dentro del tratamiento de las hiperlipidemias, se incluyen: modificación del estilo de vida y tratamiento con fármacos.

Modificación del estilo de vida

En pacientes con colesterol total de 200 a 400 mg/dl y colesterol HDL < 35 mg/dl se recomienda cambiar las conductas inapropiadas y reducir los factores de riesgo. Entre las modificaciones se incluyen suspensión del tabaquismo, limitación del consumo de alcohol y aumento de la actividad física, así como también, control del peso, la presión arterial y la glucemia. 

Igualmente, se aconseja mejorar la dieta: en lo que respecta a la hipercolesterolemia se promueve la reducción del consumo de grasas saturadas y colesterol; en cuanto a la hipertrigliceridemia  se debe disminuir la ingestión de grasas y carbohidratos. Las evaluaciones se realizarán cada 3 a 6 meses.

Fármacos

En los pacientes que tienen colesterol total > 240 mg/dl y colesterol HDL < 35 mg/dl se debe comenzar tratamiento farmacológico, tomando en cuenta el colesterol LDL, los factores de riesgo y la enfermedad coronaria así como alguna otra manifestación de aterosclerosis. 

Los medicamentos utilizados son las estatinas como la simvastatina y la atorvastatina principalmente para tratar la hipercolesterolemia. Los fibratos son el medicamento de elección para el tratamiento de la hipertrigliceridemia.

Las estatinas también se utilizan como prevención secundaria en trastornos como la aterosclerosis, diabetes mellitus, hipertrigliceridemia moderada o hiperlipidemia mixta. Se determina como hiperlipidemia mixta cuando el colesterol total > 200 mg/dl y los triglicéridos > 200 mg/dl. Cuando hay hipertrigliceridemia junto con hipercolesterolemia (hiperlipidemia mixta), continua siendo prioritario la disminución de los niveles de LDL por lo que los fármacos de elección son las estatinas.

La combinación de una estatina y un fibrato se prescribe cuando la terapia con estatina sola, no ha reducido los niveles de triglicéridos a un valor deseable o no ha elevado el colesterol HDL. No obstante, con éste último tratamiento hay que tener mucho cuidado por que uno de los efectos secundarios de esta combinación farmacológica es la miopatía (lesión del músculo), por lo que es preferible que sea el médico especialista quien supervise este tipo de terapia.

A pesar de lo anteriormente expuesto, el tratamiento primordial de la hipertrigliceridemia (triglicéridos elevados) es la dieta y no los medicamentos, por lo que en caso de no obtenerse una respuesta esperada, la causa se encuentra por lo general, en un alto consumo de azúcares simples o de grasas saturadas. 

Después de haber comenzado el tratamiento, se valorará su eficacia en un periodo de 4 a 6 semanas. Una vez alcanzado el objetivo terapéutico, los controles se efectuarán 4 veces el primer año y posteriormente 2 veces por año.


0 comentarios