Gastroenteritis

por - octubre 14, 2019

LA GASTROENTERITIS

Aqua, Agua Potable, El Agua, Bebidas, Refrescante
Ingerir líquidos para combatir la deshidratacion
Es la enfermedad digestiva  más frecuente y es la segunda causa de muerte a nivel  mundial, después de las enfermedades cardiovasculares. Se calcula que  en Asia, África y América fallecen por diarrea cerca de  6 000000 millones de  niños al año (> 12 600/día). En el Ecuador la gastroenteritis es una de las diez principales causas de  morbilidad.

Causas

Los agentes infecciosos son los principales responsables de la aparición de  gastroenteritis y pueden provocarla por tres mecanismos: por acción de toxinas, por lo general, en el intestino delgado con salida de agua y  electrolitos hacia la  luz  intestinal.
Por destrucción de la mucosa del  colon y el  íleon mediante un  proceso  inflamatorio.
Por invasión a través de la mucosa intestinal sana, con predominio de signos y síntomas sistémicos sobre los gastrointestinales, por lo que se la llama también fiebre entérica.

De esta forma, se han encontrado los siguientes agentes causales:
Diarrea por toxinas: Vibrio cholerae (Cólera), E. coli, Clostridium perfringens, Bacillus cereus, rotavirus y virus Norwalk.
Diarrea invasora: Shigella, E. coli invasora, E. coli enterohemorrágica, Salmonella enteritidis. Vibrio parahemolyticus y Entamoeba histolytica.
Diarrea con fiebre entérica: Salmonella typhi y Yersinia enterocolotica.

V. cholerae
Este agente patógeno provoca epidemias por medio de una toxina; la última registrada en América Latina se inició durante los años 1990 y ha incidido en la morbimortalidad en los países de la región. Las características clínicas demuestran el grado de deshidratación, no obstante, existen otras relacionadas con mecanismos desconocidos, especialmente hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en la sangre).

Escherichia coli enterotoxigena
Se considera endémica en nuestro medio y es la causa principal de la diarrea del viajero.

Rotavirus
Es un virus ARN relacionado con diarrea líquida. Es una infección que se presenta todo el año, aunque puede tener más incidencia de casos en los meses de invierno. Es la primera causa de hospitalización por diarrea en Estados Unidos.

Escherichia coli enterohemorrágica
Se conoce que la E. coli O157: H7 provoca diarrea con sangre y que en niños puede producir insuficiencia renal aguda (síndrome hemolítico urémico). En Estados Unidos se estima que origina 20 000 casos de enfermedad y 250 muertes al año, lo cual la convierte en el principal agente aislado en casos de diarrea con sangre. Es muy frecuente la aparición de brotes de esta infección, y los alimentos cárnicos son el principal contaminante.

Síntomas

La gastroenteritis se caracteriza por la presencia de dolor abdominal, generalmente de tipo cólico, náusea y vómito, diarrea, malestar general, dolor de cabeza, en ocasiones fiebre y escalofríos. Una de las complicaciones más importantes de la gastroenteritis puede ser la deshidratación, que es más frecuente en lactantes, preescolares, adultos mayores y pacientes con un sistema inmunológico deficiente.

Diagnóstico y Tratamiento

El enfoque clásico de realizar un diagnóstico, identificar el agente causal y dar el tratamiento antibiótico correspondiente no es el correcto en la mayoría de los casos de gastroenteritis, por alguna de las siguientes aseveraciones:

Hasta el momento se han identificado más de 25 agentes infecciosos que pueden provocar diarrea.
Los trastornos que originan la mayor parte de estos agentes no manifiestan un curso clínico característico que permita su sospecha en base a un signo o síntoma específico.
Los resultados de los cultivos bacterianos tardan un mínimo de 48 a 72 horas, y por lo regular transcurrido ese lapso de tiempo ya no tienen utilidad para tomar una actitud terapéutica.

Ya que la mayoría de los casos de diarrea por gastroenteritis se autolimitan a los tres a cinco días, y que incluso el tratamiento antibiótico puede provocar en el paciente un estado de portador, el tratamiento debe reservarse para cuadros de diarrea por cólera o con sangre.

Frente a un caso de diarrea se debe implementar un plan de rehidratación oral, dieta, reposo y vigilar la evolución del cuadro y tratar las complicaciones que pudieran presentarse.
Los casos en los cuales el médico puede requerir exámenes de laboratorio están enfocados a los siguientes:

-Sospecha clínica de casos de cólera.
-Brotes epidémicos de casos de diarrea.
-Casos de diarrea con sangre en heces.
-Casos de diarrea persistente.

En los individuos que presenten un cuadro diarreico con sangre debe realizarse un análisis de moco fecal, que puede revelar la presencia de trofozoítos de E. histolytica o Giardia lamblia, en cuyo caso de administrarse metronidazol; si no se visualizan trofozoítos, pero existen más de 20 leucocitos por campo, se debe iniciar tratamiento con ampicilina, trimetoprim más sulfametoxazol, debido a la probabilidad de infección por shigella.

Es importante la búsqueda de leucocitos en heces, que guiará hacia la causa de la diarrea por toxinas, diarrea inflamatoria y eventualmente la de origen parasitario.

0 comentarios