Tuberculosis

por - septiembre 23, 2019

LA TUBERCULOSIS (TB)

Pulmones, Órgano, Anatomía, Bronquios
Los pulmones son afectados por la infección tuberculosa

Es una infección bacteriana contagiosa, de evolución crónica, que afecta especialmente a los pulmones, aunque se puede extender a otros órganos y sistemas. Las principales manifestaciones clínicas son tos, debilidad, fiebre, sudoración y pérdida de peso.


La Organización Panamericana de la Salud estima que en América Latina y el Caribe se presentaron 35.800 casos de tuberculosis en 2017. En el Ecuador, se diagnosticaron 7.200 infectados en el año 2017.  

Causas

La tuberculosis es una enfermedad infecto-contagiosa producida por el complejo Mycobacterium tuberculosis (conformado por M. tuberculosis, M. bovis, M. africanum, M. pinnipedii, M. caprae, M. microti y M. canetti), y se trasmite por medio del aire a través de minúsculas gotas que alojan a los bacilos y que los individuos infectados que no han recibido tratamiento eliminan al toser, estornudar o hablar.

La única forma conocida de trasmisión por alimentos es a través de la leche no pasteurizada, aunque es muy poco frecuente, es una fuente de contagio de tuberculosis en algunos países.
Las personas que están en mayor riesgo de desarrollar tuberculosis son las que tienen un sistema inmunológico debilitado como los pacientes con diabetes o los pacientes con SIDA, o aquellas personas que viven en lugares de mucho hacinamiento o con pobres condiciones de salubridad.

Síntomas

Se considera que solo un 10% de las personas infectadas desarrollan la enfermedad de manera activa, por lo general, los dos primeros años posteriores de haber contraído la infección.
Los síntomas son de comienzo insidioso y de evolución crónica, con manifestaciones clínicas de carácter general y aquellos que involucran al aparato respiratorio: tos persistente que al comienzo es seca y posteriormente se vuelve productiva, debilidad y pérdida de la fuerza física, fiebre vespertina, sudoración nocturna, pérdida de peso, dificultad para respirar y dolor torácico. 

En cuanto a la tos, ésta al inicio es seca, pero a medida que progresa la enfermedad se vuelve productiva, mucosa, mucopurulenta y puede llegar a ser de carácter hemoptoica (esputo con sangre). La falta de aire (disnea) suele aparecer en fases avanzadas de la enfermedad si existe una destrucción importante del tejido pulmonar y el dolor torácico es frecuente cuando se presenta derrame pleural (líquido entre las membranas que recubren los pulmones).

Diagnóstico

Para obtener un diagnóstico adecuado, el médico deber realizar un interrogatorio y una exploración física exhaustiva en busca de signos y síntomas referidos en el cuadro clínico del paciente. Al examen físico el médico puede encontrar: inflamación o dolor de los ganglios linfáticos del cuello o en otros segmentos del cuerpo. 

Ruidos respiratorios poco comunes como crepitaciones, derrame pleural, alteración de la fisonomía de los dedos en manos y pies, los llamados dedos hipocráticos o en “palillos de tambor”, que generalmente, se presentan en personas en fases avanzadas de tuberculosis. Cuando los síntomas indican la sospecha de la enfermedad se debe proceder a la identificación del agente causal de la tuberculosis.

Las muestras que se utilizan para el análisis pueden proceder del aparato respiratorio como el esputo espontáneo o inducido, contenido gástrico, lavado broncoalveolar y biopsias ya sea por endoscopia o por cirugía; o muestras de otras partes del cuerpo como orina, líquido cerebral, sangre y muestras de médula ósea, punciones por aspiración y biopsias. Todos los pacientes con tos y expectoración de más de dos semanas de evolución, acompañado de fiebre y pérdida de peso deben ser evaluados por medio del esputo (baciloscopia).

Tratamiento

La tuberculosis es una enfermedad de notificación obligatoria por parte del médico general a los servicios de salud. La forma activa de la enfermedad se trata con algunos fármacos al mismo tiempo para evitar la aparición de resistencia a los medicamentos. Si el enfermo no toma los medicamentos de manera correcta, la infección será mucho más difícil de tratar.

Esquemas de tratamiento

Tratamiento primario acortado. Este esquema se lo indica en los casos nuevos de tuberculosis con excepción de formas graves como tuberculosis meníngea, de los huesos, o la forma miliar o diseminada.
Retratamiento primario. Se lo indica en caso de abandono, fracaso o recaída al tratamiento primario acortado.
Retratamiento estandarizado. Este esquema se implementa en casos de fracaso, abandono o recaída a un retratamiento primario.
Retratamiento individualizado. Indicado en caso de fracaso, abandono o recaída a un tratamiento estandarizado.

Los dos últimos esquemas de tratamiento deben ser realizados por médicos expertos en farmacorresistencia. Se define como abandono a la interrupción del tratamiento contra la enfermedad durante 30 días o más. Por fracaso al tratamiento se define como la persistencia de bacterias en la expectoración o en otras muestras al termino del tratamiento que se ha confirmado por cultivo, o un paciente que después de un periodo de negativización durante el tratamiento tiene baciloscopia positiva confirmada por cultivo.

La recaída se refiere a signos y síntomas con reaparición de bacterias en la expectoración.
Los fármacos utilizados en el tratamiento acortado primario son la isoniacida, rifampicina, pirazinamida y etambutol. El tiempo de duración es de seis meses con dos fases de tratamiento. Primera fase durante dos meses con isoniacida, rifampicina, pirazinamida y etambutol. Segunda fase durante cuatro meses con isoniacida y rifampicina.
En el retratamiento se utilizan cinco fármacos: isoniacida, rifampicina, pirazinamida, etambutol y estreptomicina, durante un lapso de ocho meses.

Prevención

La tuberculosis es una infección curable y, además, se puede prevenir su aparición. La prevención se basa en la detección precoz de la enfermedad, para de esta forma impedir la trasmisión a otras personas.
En zonas geográficas con alta incidencia de tuberculosis, la OMS recomienda la vacunación con BCG a todos los recién nacidos, formando parte del esquema de vacunación en los niños. Debe ser administrada una sola vez.

0 comentarios