Náusea y Vómito

Por - septiembre 16, 2019

LA NÁUSEA

Mujer joven con dolor de estómago que sufre de náuseas. Foto gratis
Mujer con náuseas
Es una manifestación desagradable de sentirse enfermo y es muy común que sea seguida de vómito al igual que las arcadas. El vómito es distinto de la regurgitación, el reflujo de líquidos y el contenido gástrico, la masticación y la deglución de los alimentos que se regurgita voluntariamente después de las comidas. 

El centro de regulación del vómito se encuentra localizado en el tronco encefálico. Este centro puede ser estimulado por medicamentos y agentes utilizados en los ciclos de quimioterapia, toxinas, hipoxia (bajo contenido de oxígeno en la sangre), elevación de la urea, acidosis (acidificación de la sangre) y radioterapia.

Causas de náusea y vómito

Obstrucción mecánica: obstrucción del píloro, úlcera péptica (úlcera de estómago o duodeno), tumor maligno, vólvulo gástrico (rotación anormal del estómago).
Obstrucción del intestino delgado: adherencias, hernias, vólvulo, enfermedad de Crohn, carcinomatosis (cáncer diseminado).
Dismotilidad (alteración del movimiento intestinal). Estómago: gastroparesia (disminución del movimiento) de causa diabética, por infecciones virales o por procedimientos quirúrgicos (posvagotomía).
Intestino delgado: esclerodermia, amiloidosis, seudoobstrucción intestinal crónica.
Inflamación del peritoneo. Peritonitis: víscera perforada, apendicitis, peritonitis bacteriana espontánea.
Gastroenteritis viral: virus de Norwalk, rotavirus. Hepatitis A o B;  infecciones sistémicas agudas.
Intoxicación alimentaria: toxinas  de Bacillus cereusStafilococcus aureusClostridium perfringens.
Enfermedades del hígado o páncreas. Pancreatitis aguda. Colecistitis (inflamación de la vesícula biliar) o coledocolitiasis (cálculos en la vesícula).
Irritantes del aparato digestivo: alcohol, antiinflamatorios no esteroides, antibióticos orales.
Cardiopatías: infarto agudo del miocardio, insuficiencia cardiaca.
Urológicas: cálculos renales, pielonefritis (inflamación del riñón).
Sistema Nervioso Central: tumores, hemorragia cerebral, migraña, infecciones como meningitis y encefalitis.
Esfera Psíquica: anorexia nerviosa, bulimia y trastornos psiquiátricos.
Otros trastornos: cetoacidosis diabética, hipotiroidismo, síndrome paraneoplásico.
Estado Fisiológico: embarazo.

Manifestaciones clínicas

En trastornos como intoxicación alimentaria, gastroenteritis infecciosa, medicamentos y enfermedades sistémicas no suele haber dolor abdominal. Un cuadro de comienzo súbito con dolor y vómitos de gran intensidad sugiere inflamación peritoneal, obstrucción gástrica o intestinal agudas o trastornos de vesícula y páncreas. Cuando el vómito es persistente sugiere embarazo, obstrucción pilórica, gastroparesia, alteraciones de la motilidad intestinal, enfermedades psiquiátricas y del sistema nervioso central y periférico.

El vómito matutino antes del desayuno es común en embarazo, uremia, consumo de alcohol y en trastornos que provocan aumento de la presión intracraneal. El vómito que sobreviene inmediatamente después de las comidas sugiere bulimia o causas psicógenas. El vómito con alimentos no digeridos una o varias horas después de comer es sinónimo de gastroparesia u obstrucción del píloro.

Estudios complementarios

Entre los estudios que guían a determinar la causa de las molestias (náusea y vómito) se encuentran la endoscopia de la parte superior del tubo digestivo, asociado a tomografía del abdomen. La gastroparesia se confirma por medio de la gammagrafía o pruebas de aliento después de la administración de un marcador radioactivo que revela el retardo del vaciamiento del contenido gástrico.

Las alteraciones de los valores bioquímicos de hígado o las alteraciones de amilasa o lipasa sugieren trastornos pancreaticobiliares que deben ser investigadas mediante ecografía o tomografía abdominal. Las alteraciones neurológicas se evalúan por tomografía o resonancia magnética.

Complicaciones

Deshidratación.
Hipopotasemia (disminución del potasio en sangre).
Alcalosis metabólica (alcalinización de la sangre).
Aspiración bronquial.
Perforación del esófago y hemorragia secundaria a desgarro de la mucosa gastroesofágica.

Medidas generales

Como la mayoría de las causas de vómito son leves, mejoran de manera espontánea y no requieren un tratamiento especial. Es importante el consumo de líquidos a base de sopas, té o bebidas y alimentos sólidos en pequeñas cantidades. Se considera que el jengibre puede ser un tratamiento no farmacológico efectivo.

En los casos de vómitos de gran intensidad o incontrolables se requiere ingreso hospitalario. Los pacientes que no ingieren alimentos y pierden contenido gástrico pueden deshidratarse lo que baja los niveles de potasio y desencadena alcalosis metabólica. En estos casos se necesita hidratación por vía parenteral.

Tratamiento farmacológico

Se utilizan los medicamentos llamados antieméticos para controlar o evitar el vómito. Entre los fármacos más utilizados están la metoclopramida, prometazina, ondansetrón, dexametasona, etc. Debido a que la mayoría de estos medicamentos tienen efectos secundarios, solo deben ser prescriptos con receta médica.


0 comentarios