Insuficiencia Venosa Crónica (Varices)

por - septiembre 06, 2019

La insuficiencia venosa crónica es un problema de salud provocado por un trastorno en el retorno venoso (regreso de la sangre al corazón) debido a lesión de las válvulas venosas (incompetencia valvular).

La principal manifestación de insuficiencia venosa crónica son las varices en miembros inferiores. Las varices se presentan como venas dilatadas y de característica tortuosa.

Es la enfermedad vascular más prevalente y afecta en promedio al 30% de los adultos, llegando hasta el 50% en personas mayores de 50 años. El porcentaje de afección en el sexo femenino es del 1% al 40% mientras que en los hombres es entre el 1% y el 17%. 

Factores de Riesgo

1. Embarazo. Se ha determinado que un 30% de las mujeres embarazadas presentan molestias atribuidos a insuficiencia venosa, las cuales son producidas por factores mecánicos (compresión de la vena cava por aumento del volumen uterino) y factores hormonales (progesterona y estrógenos).

2. Herencia familiar. Se considera que hasta un 50% de las personas afectadas por varices tienen antecedentes familiares del trastorno.

3. Antecedentes personales de patología formadora de coágulos sanguíneos.

4. Actividad física de gran impacto.

5. Apnea obstructiva del sueño.

6. Personas que permanezcan mucho tiempo de pie.

7. Edad. Mayor incidencia después de los 50 años.

Síntomas

Dolor, edema (hinchazón), sensación de pesadez en piernas y tobillos, cambios de coloración de la piel, prurito (picazón), sensación de hormigueo y calambres sobre todo por la noche.

Clasificación Clínica de las Varices

  • Grado 0: ausencia de molestias.
  • Grado 1: Presencia de telangiectasias (dilatación de las venas menor a 1 mm) y venas de estructura reticular (dilatación de 1-3 mm).
  • Grado 2: Varices (venas > 3 mm).
  • Grado 3: Hinchazón de miembros inferiores.
  • Grado 4: Presencia de trastornos a nivel de piel. Se caracterizan por observarse manchas (pigmentación) y lesiones enrojecidas (eccema). Posteriormente las lesiones evolucionan hasta el engrosamiento y endurecimiento de la piel y el tejido subcutáneo (lipodermatoesclerosis).
  • Grado 5: Lesión de continuidad (úlcera) cerrada o con tejido cicatricial.
  • Grado 6: Úlcera abierta que es más frecuente en la región de los tobillos.

Diagnóstico

Por lo general, el médico diagnostica la enfermedad mediante la observación de los miembros inferiores mientras el paciente permanece de pie. El estudio de imágenes ideal es la ecografía-Doppler que valora el diámetro, el grosor, la permeabilidad,  la capacidad valvular de las venas y el grado de obstrucción.

Tratamiento

El tratamiento de las varices dependerá del grado de afección venosa implementándose terapéutica farmacológica para el control de las molestias y la cirugía para los grados más avanzados de la enfermedad.

Complicaciones de la Insuficiencia Venosa Crónica

-Sangrado que se produce con la ruptura de la vena afectada que por lo general ocurre a nivel del llamado nódulo varicoso y casi siempre se debe a un traumatismo.

-Tromboflebitis que es una complicación muy grave y que requiere atención inmediata por la posibilidad de que se origine un tromboembolismo pulmonar.

-Úlcera varicosa que cuando es mayor a 2 cm requiere limpieza y manejo quirúrgico.

Medidas de Apoyo al Tratamiento

-Piernas elevadas y actividad física para mantener una oxigenación adecuada del tejido cutáneo y disminuir el grado de inflamación.

-Mantener un peso adecuado.

-Tratamiento tópico con sustancias  que mejoren el estado y lubricación de la piel.

-Medias compresivas para ayudar a reactivar la circulación.

-Ejercicios que mejoren la circulación en miembros inferiores (natación, ciclismo, caminata).

-Evitar el aumento de la temperatura corporal (no utilizar ropas ajustadas).

-Evitar el estreñimiento promoviendo una adecuada función intestinal mediante una dieta rica en fibra, frutas, verduras y cereales.

-Evitar el tabaco y disminuir el consumo de alcohol.








0 comentarios