Insuficiencia Cardíaca

Por - septiembre 18, 2019

LA INSUFICIENCIA CARDIACA (IC)

Es la incapacidad del corazón de bombear la sangre suficiente para satisfacer las necesidades de nutrientes y oxígeno de nuestro cuerpo. Sus síntomas principales son la dificultad para respirar y la hinchazón de las piernas. La IC afecta al 2% aproximadamente de la población y se incrementa su aparición en adultos mayores hasta representar el 10-20% en personas > 80 años.

La IC puede llegar a ser causa de muerte súbita en el 11% de los pacientes y representa el 3% e todos los casos de ingreso hospitalario. La mortalidad de la insuficiencia cardíaca es muy alta y equivale hasta el 75% de los casos a los cinco años de enfermedad en varones y de 62% en mujeres.

Causas

Los trastornos que provoquen sobrecarga del trabajo del corazón o que lo lesionen pueden originar insuficiencia cardíaca. Las causas más comunes son:
  • Trastorno de las arterias coronarias.
Otras causas menos frecuentes son:
  • Trastorno del músculo cardíaco.
  • Enfermedades de las válvulas del corazón.
Enfermedades que pueden terminar provocando IC; como ser: enfermedades congénitas del corazón, trastornos de los pulmones, anemia severa, hipotiroidismo e hipertiroidismo.

Síntomas

La insuficiencia cardíaca se desarrolla lentamente, por lo que, los síntomas no suelen manifestarse hasta que la insuficiencia está avanzada. Hay algunos trastornos que pueden desencadenar de manera aguda IC como el infarto al miocardio con la consiguiente aparición de las molestias. Los síntomas más relevantes son: dificultad para respirar (disnea) y edema (hinchazón) de las piernas que progresan inexorablemente.

Los síntomas que presenta el paciente permite establecer qué lado del corazón está afectado:
Insuficiencia cardíaca izquierda. El síntoma primordial es la disnea (dificultad para respirar), que generalmente, va aumentando en intensidad, de grande y medianos esfuerzos hasta el mínimo esfuerzo (disnea de reposo); el paciente no puede permanecer acostado y es debido a la acumulación de líquido en los pulmones. Otro síntoma importante de la IC izquierda es la fatiga o cansancio que se debe a la falta de sangre oxigenada que llega a los músculos.

En la insuficiencia cardíaca derecha, la sangre se acumula en las venas del todo el cuerpo lo que origina hinchazón en las piernas y los tobillos, aumento del tamaño del hígado y, además, las venas del cuello se hacen más prominentes. En algunos pacientes puede acumularse líquido en el abdomen (ascitis). La acumulación de líquido obliga al enfermo a orinar a cada rato, particularmente por la noche. Debido a que la falla del corazón es progresiva los pacientes que hacen primero insuficiencia cardíaca del lado izquierdo, terminan haciendo falla cardíaca derecha (insuficiencia cardíaca congestiva) y por lo tanto presentarán síntomas de ambos tipos de insuficiencia.

Diagnóstico

El médico debe realizar un interrogatorio y una exploración clínica detallada para realizar un diagnóstico adecuado.

Criterios de Framingham para el diagnóstico de Insuficiencia Cardíaca


Criterios Mayores:
-Disnea nocturna severa.
-Venas yugulares prominentes.
-Ruidos pulmonares anormales (estertores.)
-Corazón agrandado (cardiomegalia).
-Edema agudo de pulmón.
-Tercer ruido del corazón (galope).
-Reflujo hepatoyugular.
-Pérdida de peso > 5 kg en 5 días en respuesta al tratamiento.

Criterios Menores:
-Edema maleolar (hinchazón de los tobillos).
-Tos nocturna.
-Disnea (dificultad para respirar) de esfuerzo.
-Agrandamiento del hígado (hepatomegalia).
-Derrame pleural (líquido entre las membranas que recubren los pulmones).
-Disminución de la capacidad vital pulmonar a 1/3 de la máxima registrada.
-Aumento de la frecuencia cardíaca > 120 latidos por minuto.

Para establecer el diagnóstico de IC se requiere la presencia simultánea de al menos 2 criterios mayores, o bien de 1 criterio mayor y 2 menores.

Estudios de Imágenes

-Radiografía de tórax (de mucha utilidad).
-Ecocardiograma (de mucha utilidad).
-Cateterismo cardíaco (a criterio del médico cardiólogo).
-Prueba de esfuerzo (a criterio del médico cardiólogo).

Modificación de hábitos y estilo de vida

  • Actividad física ligera (caminata, natación, ciclismo, media hora diaria) que se practicará cuando el paciente este compensado. No deber realizar ejercicio inmediatamente posterior a las comidas ni en ambientes extremos (frío o calor).
  • Dieta baja en sal.
  • Disminuir la ingesta de líquidos.
  • Control del peso corporal, puesto que un aumento ponderal importante en pocos días sugiere retención de líquidos.
  • Ingerir comidas ligeras y varias veces al día.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento con medicamentos estará determinado exclusivamente por el médico cardiólogo.


0 comentarios