Infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH)

por - septiembre 26, 2019

VIH/SIDA

Vih, Sida, Png 2-2, Estudio Del Cuerpo Humano
Principales síntomas del SIDA
La definición de sida de acuerdo a los centros para el control y prevención de enfermedades (CDC), incluye infecciones oportunistas y cánceres que rara vez aparecen en ausencia de inmudeficiencia grave (por ejemplo, neumonía por Pneumocystis, linfoma del sistema nervioso central).  También clasifica como personas con sida a quienes tienen un estudio serológico positivo para VIH y algunas infecciones y cánceres que pueden presentarse en personas con buena respuesta inmunitaria, pero que son más frecuentes en infectados por el VIH (tuberculosis pulmonar, cáncer cervicouterino invasivo).

Algunos trastornos como la demencia y la pérdida de peso documentada en presencia de un estudio positivo para VIH, se considera sida. Además, la definición abarca criterios para los diagnósticos definitivo y  preliminar de ciertas infecciones y tumoraciones. Finalmente, se deduce que los individuos positivos para VIH que en algún momento de la evolución de su enfermedad tuvieron recuentos de linfocitos <200/ul o un porcentaje de linfocitos CD4 <14% tienen sida.
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al programa ONU/SIDA, en 2010, 34 millones de personas en todo el mundo tenían el VIH. Aproximadamente la mitad eran mujeres y una décima parte eran niños menores de 15 años. De acuerdo a datos del Ministerio de Salud Pública (MSP) en Ecuador hay 41.300 personas que tienen el VIH. No obstante, 17.346 personas viven con el VIH sin saber que padecen la infección, lo que es un dato muy preocupante.

Las formas de transmisión del VIH son similares a las de la hepatitis B, en particular las forma sexual, parenteral y vertical (de madre a hijo). Las prácticas sexuales como el coito anal receptivo representan un mayor riesgo que otras como por ejemplo, sexo oral.

Los cálculos disponibles indican los siguientes riesgos de transmisión de VIH: coito anal receptivo, 1:100 a 1:30; coito anal insertivo, 1:1000; coito vaginal receptivo, 1:1000; coito vaginal insertivo, 1:10000, y felación receptiva más eyaculación 1:1000. Se han determinado varios cofactores que incrementan el riesgo de infección de VIH durante un encuentro sexual determinado, entre los cuales están la presencia de infecciones de transmisión sexual inflamatorias o ulcerosas, traumatismos, menstruación y falta de circuncisión.

El riesgo de adquirir la infección por VIH a través de la punción con una aguja contaminada con sangre infectada es de casi 1:300. El riesgo de adquirir una infección por VIH por el consumo de drogas ilícitas al compartir agujas de un paciente infectado se calcula en 1:150. Al efectuarse una transfusión de sangre de un donante infectado por VIH, el riesgo de transmisión es del 95%. 

Afortunadamente, desde 1985 se han realizado de manera universal pruebas serológicas en la sangre de donantes de hemoderivados por medio del ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA). En años recientes se han agregado pruebas de carga viral y de antígenos de VIH a los estudios de detección en sangre para reducir la transmisión del virus. Con estas pruebas, la posibilidad de transmitir VIH al recibir sangre en una transfusión es casi de 1:1000000. 

Entre 13 y 40% de los hijos de madres infectadas contrae la infección cuando la madre no ha recibido tratamiento o cuando el recién nacido no recibe tratamiento retroviral perinatal preventivo contra el VIH. La posibilidad de infección es mayor con el parto que con la cesárea en mujeres con cargas virales muy elevadas y en las que dan de lactar a sus hijos.

Causas

El VIH/SIDA es causado por el virus del VIH que es un retrovirus, que se transmite por la sangre, el semen, los fluidos vaginales y la leche materna por medio del contacto sexual o sanguíneo, y por vía materna durante el embarazo, el parto y la lactancia.

Síntomas

Muchos pacientes con infección por VIH están asintomáticos muchos años, inclusive sin tratamiento antirretroviral, con un período promedio de tiempo de casi 10 años entre la exposición y el surgimiento del sida. Cuando aparecen los síntomas, éstos varían y no están bien definidos. Debido a que casi todos los síntomas pueden coincidir con otros trastornos, una combinación de ellos es más determinante de infección por VIH que algún síntoma aislado. 

A las 4 semanas de que el virus ingresa al organismo, se produce la infección primaria o aguda (Etapa 1), en la cual los síntomas son parecidos a los de un resfriado común: dolor de cabeza, fiebre, dolor de garganta, sudoración sobre todo en la noche, inflamación y aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, dolores musculares y articulares y erupciones en la piel.

La infección latente crónica (Etapa 2), no suele manifestar síntomas, no obstante, algunos individuos sí muestran inflamación de los ganglios linfáticos, aftas bucales, diarreaSin tratamiento, la infección por VIH evoluciona a sida (Etapa 3) en un período de 10 años después del ingreso del virus al organismo. En esta etapa los síntomas son: diarrea crónica, cuadros febriles a repetición, pérdida de peso, erupciones en la piel, manchas blancas o lesiones en la boca o en la lengua.

Síntomas Sistémicos del VIH/SIDA

La fiebre, sudoración nocturna y pérdida de peso son síntomas muy comunes en pacientes infectados por VIH. Los enfermos con fiebre persistente sin molestias localizadas deben someterse a una investigación prolija con radiografía de tórax, cultivos en sangre especialmente si la fiebre es >38,5°C, para detectar que bacterias están presentes. 

La pérdida de peso es una complicación muy estresante para el individuo con VIH, ya que suele sufrir una pérdida desproporcionada de masa muscular, aunque suelen conservar las reservas de grasa corporal. A nivel de los pulmones presentan neumonía por el agente infeccioso Pneumocystis jirovecii, que es la infección oportunista más frecuente asociada al sida. Tuberculosis producida por la bacteria M. tuberculosis. Otras alteraciones pulmonares incluyen sarcoma de Kaposi, linfoma no Hodgkin, neumonía intersticial y cáncer pulmonar.

A nivel del sistema nervioso central infección por toxoplasmosis, linfoma, demencia asociada al VIH, meningitis por la bacteria Crytococcus, mielopatía (lesión de la sustancia blanca) asociada al VIH, leucoencefalopatía multifocal progresiva que es una infección viral de la sustancia blanca que se observa en pacientes con infección muy avanzada por el VIH; a nivel del sistema nervioso periférico polineuropatía inflamatoria desmielinizante, un trastorno similar al síndrome de Guillain-Barré, también se presenta neuropatía periférica que se manifiesta por entumecimiento, hormigueo y debilidad en los miembros inferiores. 

En el sistema osteoarticular se presentan con frecuencia artritis reactiva, artritis soriásica y lupus eritematoso sistémico. Otros trastornos óseos son la osteopenia y osteoporosis que están más relacionadas con la administración de los medicamentos antirretrovirales. Las enfermedades musculares no son frecuentes en el sida pero pueden aparecer como efecto secundarios a la administración de zidovudina (AZT).

Otros órganos y sistemas afectados por el VIH

Retina. Inflamación de la retina o retinitis.
Región bucal. Infección por el hongo Candida albicans y la leucoplasia vellosa que es producida por el virus Epstein-Barr.
Aparato digestivo. Esofagitis (inflamación del esófago), generalmente por Candida, enfermedad hepática por coinfección con el virus de la hepatitis B y C, citomegalovirus, infección por micobacterias y linfoma, colecistitis (inflamación de la vesícula biliar), inflamación de intestino delgado y colon (enterocolitis), por infección debida a bacterias, virus y parásitos.
Sistema endócrino. Hipogonadismo en varones e insuficiencia suprarrenal.
Piel. Dermatitis de origen viral (herpes virus simple) y herpes zoster por reactivación del virus varicela-zoster, infecciones bacterianas, dermatitis seborreica y cáncer por sarcoma de Kaposi.
Aparato genito-urinario. Cáncer cervicouterino, candidiasis vaginal.
Corazón y arterias. Enfermedad de las arterias coronarias, angina e infarto, generalmente, por efectos secundarios del tratamiento antirretroviral.

Diagnóstico

Las pruebas específicas para VIH incluyen la detección de anticuerpos y antígenos. Sin embargo, es necesario precisar que el organismo puede tardar hasta 12 semanas en producir anticuerpos, por lo que es conveniente esperar un tiempo prudencial para realizar los exámenes. La prueba convencional de anticuerpos contra VIH se efectúa por medio de ELISA (inmunoabsorción ligado a enzimas). 

El test de ELISA debe ser positivo en dos muestras consecutivas. Posteriormente, las muestras positivas se confirman con un método más específico como la inmunotransferencia (Western-Blot). La sensibilidad de las pruebas serológicas es >99,9%. La especificidad de los resultados positivos con dos técnicas se acerca al 100%, incluso en grupos de bajo riesgo.

Actualmente se dispone de pruebas rápidas de anticuerpos contra VIH que ofrecen resultados en 10 a 20 minutos y se pueden practicar en la consulta y por personal no capacitado por su fácil manejo. Debe notificarse a las personas con resultado positivo en una prueba rápida que pueden tener infección por VIH o un resultado positivo falso. 

Es indispensable realizar la prueba estándar (ELISA), con posterior confirmación por inmunotransferencia, (Western-Blot) para distinguir esas  dos probabilidades. Las pruebas rápidas tienen utilidad cuando se requiere un resultado inmediato como en una mujer que está en trabajo de parto y que no ha sido sometida anteriormente a pruebas de infección por VIH. También existen las pruebas rápidas para VIH que permiten a una persona saber su estado de manera privada simplemente por el hisopado a lo largo de la línea de las encías.

Tratamiento

Se utilizan los fármacos antirretrovirales para controlar la infección y disminuir la carga viral. Entre los medicamentos más utilizados están: zidovudina, didanosina, zalcitabina, estavudina, efavirenz, etravirina, saquinavir, nelfinavir, ritonavir, indinavir, atazanavir entre otros.

Truvada (Emtricitabina+Tenofovir). Es un nuevo fármaco recientemente aprobado por la FDA para ser utilizado en la infección por el VIH. Esta indicado en: 
El tratamiento de la infección por el VIH en adultos y niños que pesan menos de 17 kg. Cuando se emplea para tratar la infección por el VIH, este medicamento se administra siempre en combinación con otros fármacos. 

Para reducir el riesgo de infección por el VIH en adultos y adolescentes con un peso menor a 35 kg que son seronegativos y están expuestos a alto riesgo de contraerla. Este método de prevención de la infección por el VIH se denomina profilaxis preexposición o PrEP.

La administración de Truvada para PrEP debe ir siempre acompañada de prácticas seguras de protección durante las relaciones sexuales, como el uso del condón. Antes de tomar este medicamento para reducir el riesgo de infección por el VIH, la persona debe someterse a una prueba de detección del virus para asegurarse de que sea seronegativo. Este medicamento debe tomarse solo o con los alimentos a la misma hora todos los días.

Medidas Preventivas

Los médicos de atención primaria deben investigar los antecedentes sexuales y realizar una valoración de los factores de riesgo de sus pacientes. Se recomienda la prueba de VIH en adolescentes y adultos entre 15 y 65 años. Los adolescentes más jóvenes y los adultos mayores de 65 años que se encuentren en mayor riesgo de infección también deben someterse a las pruebas para detectar la presencia del virus.

Se debe brindar asesoramiento sobre prácticas sexuales seguras, mayor seguridad en la utilización de agujas, y la implicación ante la obtención de un resultado positivo en las pruebas.

Recomendaciones Generales

-Limitar el número de parejas sexuales.
-Vacunas para la hepatitis B y VPH (virus del papiloma humano).
-Disminuir el consumo de alcohol.
-Abstenerse de utilizar drogas ilícitas y compartir agujas.
-Evitar el barrido de la flora vaginal normal por medio de duchas vaginales que protegen a la mujer de infecciones.



0 comentarios