Dermatitis Atópica

Por - septiembre 24, 2019

LA DERMATITIS ATÓPICA (DA)

Es un trastorno de la piel muy frecuente y de carácter crónico que afecta a un importante porcentaje de la población mundial. La atopia es un mecanismo de hipersensibilidad que suele estar relacionada con ciertas enfermedades como el asma, fiebre del heno, dermatitis crónica y reacción alérgica a sustancias inhalantes. Se considera que existe un componente hereditario. 

En este trastorno la piel se torna muy inflamada acompañada de enrojecimiento, picazón, formación de vesículas, además, la piel se encuentra agrietada y se forman costras.
La dermatitis atópica se distingue de otras enfermedades eccematosas por su inicio temprano, usualmente en la infancia, por su distribución, especialmente en cara, codos y  flexura de las rodillas.  

Causas

No se conoce con exactitud la causa que produce este trastorno. Se ha determinado una combinación de factores genéticos e inmunológicos. Cuando un agente externo o del interior del organismo activa el sistema inmune, éste reacciona en forma desproporcionada y desencadena inflamación. 

En lo que respecta al componente hereditario, si uno de los progenitores tiene asma, dermatitis atópica o fiebre del heno, existe un 50% de probabilidad que uno de sus hijos desarrolle algunos de estos trastornos. Se ha demostrado que la dermatitis atópica es más frecuente en áreas urbanas y en países desarrollados. 

Síntomas

La DA es de evolución crónica, esto quiere decir que por lo general, no desaparece en pocos días o semanas. Provoca mucha picazón, y el rascado continuo puede lesionar la piel ya se sensible. Entre los síntomas más importantes están: piel seca y con escamas, enrojecimiento, picazón, presencia de grietas detrás de las orejas, erupciones en las mejillas, brazos o piernas, que puede llegar hasta la formación de costras y llagas. 

Factores que agravan la dermatitis atópica

 

-Resequedad de la piel, que torna la piel frágil, áspera y tensa.
-Irritantes químicos: productos de uso diario (jabón, detergente, champú, desinfectantes y limpiadores de superficies), lo cual puede provocar picazón y piel reseca. 
-El estrés puede agravar la dermatitis atópica en la persona afectada.
-Las temperaturas extremas y la sudoración pueden agravar las molestias.
-Alérgenos como polen estacional, ácaros, caspa de mascotas y el moho.
-Hormonas especialmente en mujeres.

Diagnóstico

El diagnóstico de la dermatitis atópica se realiza por el interrogatorio y la exploración de la piel por  parte del médico dermatólogo. En algunos casos puede solicitar una biopsia para descartar o confirmar el diagnóstico. 

Tratamiento

La DA puede tratarse con medicamentos de acción tópica (que actúan a nivel de la piel), por medio de fototerapia, fármacos inmunosupresores para estabilizar al sistema inmunitario y los llamados fármacos biológicos. 

Medidas Preventivas y Recomendaciones Generales

 

-Aprender a reconocer los factores desencadenantes del trastorno.
-Implementar una rutina regular de baño e hidratación.
-Utilizar medicamentos solo prescitos por el especialista.
-Estar atentos a la presencia de signos y síntomas de infección bacteriana de las lesiones, en cuyo caso deberán ser tratadas con antibióticos.
-Eliminar los alérgenos comunes y cotidianos del hogar.

0 comentarios