Colecistitis

Por - septiembre 30, 2019

La Colecistitis Aguda

Es la inflamación de la pared de la vesícula biliar, acompañada de dolor abdominal de gran intensidad y vómito. Es producida por cálculos dentro de la vesícula que finalmente obstruyen el conducto cístico que es por donde la bilirrubina pasa al colédoco y desde éste último al intestino delgado. 

Es más frecuente en personas entre 20 a 40 años de edad y mucho más prevalente en mujeres (75%). Es uno de los trastornos digestivos más frecuentemente atendidos en los servicios de urgencias, ya que su tratamiento por lo general es de tipo quirúrgico. Es la segunda causa más común de abdomen agudo superado solo por la apendicitis.

Causas

La principal causa es la presencia de cálculos en la vesícula biliar (colelitiasis o colecistitis litiásica), que bloquean la salida de bilirrubina por el conducto cístico, con retención de la misma y distensión de la vesícula. La distensión vesicular origina la aparición de edema de la pared, con la consiguiente infección por bacterias provenientes del tubo digestivo (Escherichia coli, Klebsiella y Enterococcus).

En algunos casos no se encuentran cálculos, por lo que se considera al trastorno como colecistitis aguda alitiásica, que suele presentarse en enfermedades críticas como sepsis, traumatismos, quemaduras extensas, diabetes mellitus, inmunodepresión, cirugía mayor, nutrición parenteral.

Síntomas

Es muy frecuente que las personas no presenten molestias (80% de los casos). En el momento en que los cálculos se ubican en el cuello de la vesícula y taponan el conducto cístico o pasan al colédoco aparecen las molestias. El síntoma más frecuente de la colelitiasis sintomática es el cólico biliar, que se manifiesta por dolor intenso, intermitente y con espasmos en el cuadrante superior derecho del abdomen (hipocondrio derecho), irradiado hacia la escápula derecha, con la particularidad que suele desencadenarse posterior a ingerir comidas copiosas o con alto contenido graso. 

Junto a esta sintomatología aparece náusea, vómito y distensión abdominal; no se presenta fiebre y el dolor calma espontáneamente o con medicamentos antiespasmódicos dentro de 4 a 6 horas. Los pacientes con cólicos biliares reiterados corren el riesgo de presentar complicaciones, siendo la más seria la colecistitis aguda lo que puede agravar el cuadro clínico. 

La colecistitis aguda se caracteriza por: dolor continúo, no cólico, de aparición aguda situado en el hipocondrio derecho o epigastrio (boca del estómago), en algunas ocasiones se irradia a la espalda, dura más de 24 horas, se presenta náusea y vómito en el 50% de los casos de contenido amarillo y amargo, fiebre en 50-80% <38.5 C, en ocasiones acompañada de escalofrío e ictericia leve en el 10-20% de los pacientes.

En la mayoría de los pacientes con colecistitis aguda, los síntomas pueden mantenerse por un lapso de 72 horas, luego desaparecen con tratamiento médico o de manera espontánea y los enfermos suelen normalizarse en 8 a 10 días.

Diagnóstico

De manera general, el médico establece el diagnóstico en base a la historia clínica y el examen físico. En más del 98% de las situaciones, la colecistitis aguda es en realidad una manifestación de un cuadro crónico reagudizado, por lo que los enfermos refieren historia de cólicos previos. 

Al examinar el abdomen, el médico puede detectar aumento de la sensibilidad en el hipocondrio derecho, signo de Murphy positivo (se oprime el cuadrante superior derecho del enfermo y se le pide que inspire; está inspiración se suspende abruptamente por la exacerbación del dolor y contractura muscular) en esa zona (50% de los pacientes). 

El diagnóstico se confirma por ecografía abdominal, que tiene una precisión diagnóstica muy elevada (>90%). Los estudios de laboratorio suelen mostrar leucocitosis (12 000 a 15 000 por mm3). Junto a esto, se pueden encontrar elevaciones de las transaminasas, fosfatasa alcalina, bilirrubina y amilasa de 2 a 3 veces por encima de lo normal; si los valores están mucho más elevados puede sugerir la existencia de obstrucción biliar, colangitis ascendente o eventualmente, pancreatitis aguda (bilirrubina >4 mg/dl o amilasa >1000 U/L).

Tratamiento

El cuadro clínico que se acompaña de cólico biliar no complicado es de duración limitada y no requiere que el paciente sea internado. Si su presentación clínica es típica, su evolución es corta por lo general, menor a 6 horas y no hay mayor afectación del estado general.

En esta situación las indicaciones serán; descanso y dieta baja en grasas. Además, se indicará medicación antiespasmódica inicialmente por vía parenteral y después por vía oral. Si se presenta vómito se indicarán medicamentos como la metoclopramida por vía intramuscular o intravenosa.

Tratamiento de la Colecistitis aguda

Si el cuadro clínico persiste por más de 6 horas desde su inicio, es muy probable que se presente colecistitis, en cuyo caso se agregará antibióticos y se observará la evolución clínica del paciente. El tratamiento antibiótico debe ser mínimo por 5 días. La mayoría de las veces, el cuadro de colecistitis cede en menos de 72 horas. 

Si la evolución es aceptable, se indicará una ecografía para confirmar el diagnóstico y se recomendará al paciente la extirpación de la vesícula 1 a 3 meses más tarde. No obstante, el tratamiento de la colecistitis aguda por cálculos siempre es quirúrgico. El paciente deberá ser intervenido tan pronto como se confirme el diagnóstico y las condiciones generales sean satisfactorias.


0 comentarios