Cáncer Colorrectal

por - septiembre 02, 2019

EL CÁNCER COLORRECTAL

Despojos, Marca, Médica, Intestino, Hígado
Intestino grueso (colon)
Es muy frecuente en la mayoría de países, tiene la misma prevalencia en ambos sexos y el riesgo de que una persona llegue a padecerlo es de aproximadamente el 5%, se desarrolla de manera muy lenta y es muy fácil de detectar teniendo una taza de curación muy elevada.

En el año 2007 en Estados Unidos se detectaron 150.000 nuevos casos de cáncer colorrectal. A nivel mundial es el cuarto tipo de cáncer más frecuente y en EEUU es la segunda causa de muerte. En el año 2013 en el Ecuador se diagnosticaron 630 casos de cáncer de colon. 

De acuerdo a su localización el cáncer de recto es más frecuente en hombres y el cáncer de colon es más común en mujeres.
La edad promedio de presentación del cáncer colorrectal es después de los 55 años; no obstante, de un de un 3% a 7% de pacientes presentan este cáncer a los 40 años o menos.

Factores de Riesgo de Cáncer Colorrectal

El consumo de tabaco durante 30 años o más y su inicio muy temprano en la juventud se han relacionado con la aparición de cáncer colorrectal especialmente de cáncer de recto. 

El consumo de carnes asadas en brasas desarrolla carcinógenos como las aminas heterocíclicas las cuales promueven la mutación (transformación) de genes normales a oncogenes (gen desarrollador de cáncer).

La colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar) ha sido considerada como un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de colon, no así de recto, debido al contacto de la bilis con la mucosa del colon.

La incidencia de cáncer colorrectal en personas que padecen colitis ulcerosa que es una enfermedad caracterizada por la inflamación de partes del colon con presencia de periodos variables de sangrado es del 3,7 % aproximadamente.

Otros factores de riesgo son el padecer de pólipos colorrectales, los antecedentes familiares de cáncer de colon, en el sexo femenino haber padecido de cáncer de mama, edad mayor de 60 años, antecedentes familiares de poliposis adenomatosa y consumo de alcohol.

Causas

La mayor parte de las veces comienzan apareciendo pequeños tumores benignos denominados pólipos adenoamtosos, los cuales con el transcurso del tiempo se vuelven de carácter malignos. 

El principal tipo celular de cáncer colorrectal es el adenocarcinoma.  Como se mencionó anteriormente, el cáncer colorrectal se desarrolla de manera muy lenta y desde el colon puede diseminarse a otras partes del cuerpo a través de la sangre y por vía linfática.

Síntomas

El cáncer colorrectal no presenta síntomas en sus inicios, pero conforme avanza el crecimiento del tumor el paciente puede manifestar algunas de las siguientes molestias:

  • Sangrado rectal (heces de coloración oscura o presencia de sangre en las heces).
  • Cambio en los hábitos defecatorios (diarrea y estreñimiento alternados, reducción del diámetro de las heces).
  • Sensación de no haber evacuado todo el contenido fecal (tenesmo).
  • Dolor adominal de características no bien definidas por el paciente.
  • Debilidad y fatiga.

Diagnóstico

El interrogatorio y la exploración clínica por parte del médico son importantes para el diagnóstico de esta enfermedad. Se deben indagar muy detalladamente los factores de riesgo, las enfermedades previas que ha tenido el paciente y los tratamientos anteriores.

El hecho de ser un cáncer que evoluciona muy lentamente hace que este tipo de enfermedad maligna sea prevenible por medio de una colonoscopía con extirpación del tumor o polipectomía. Como se indicó anteriormente es una enfermedad asociada con la edad, por lo que la detección precoz debe iniciarse a los 50 años de edad.

Es conveniente realizar examen de heces en busca de sangre oculta, ya que si es positiva puede ser un indicio de cáncer colorrectal. Si un paciente tiene resultado positivo de sangre oculta en heces debe practicarse una colonoscopía para poder localizar el sitio del sangrado.

El Colegio Americano de Médicos recomienda realizar una detección de cáncer colorrectal en adultos con riesgo promedio  a partir de los 50 años y en adultos de riesgo elevado a partir de los 40 años.

Los pacientes que van a someterse a una prueba de sangre oculta en heces deben abstenerse de ingerir medicamentos como los AINE (aspirina, diclofenaco, ibuprofeno), vitamina C, carnes rojas, algunos tipos de verduras y carnes blancas, ya que se pueden dar resultados falsos positivos.

Tratamiento

El cáncer colorrectal puede ser curable si es detectado a tiempo. El tipo de tratamiento que requiera un paciente dependerá de algunos factores como la etapa en que se encuentra el tumor y generalmente está basado en cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Pronóstico

La supervivencia para el cáncer de colon que ya se ha diseminado a otras partes del cuerpo es de aproximadamente 7% y cuando el cáncer está localizado todavía en el colon es del 90%.

En lo que respecta al cáncer de recto los porcentajes son del 4% para tumores que ya se han diseminado y del 72% para los tumores que aún están localizados en el recto.   

Recomendaciones Generales

  • Es aconsejable disminuir el consumo de carne roja, carne procesada y carne muy cocida al fuego.
  • Se insistirá en la implementación de una dieta rica en fibra, vegetales y frutas.
  • Se desaconseja la administración de ácido fólico, calcio y vitamina D para la prevención del cáncer colorrectal.
  • No se aconseja la administración de betacarotenos, selenio ni vitaminas A, B C ó E para la prevención del cáncer colorrectal.
  • Se recomienda realizar actividad física para evitar el sobrepeso y la obesidad.
  • Se recomienda evitar el tabaco y el consumo de alcohol.


0 comentarios