Amibiasis Intestinal

Por - septiembre 22, 2019

LA AMIBIASIS INTESTINAL

Es una parasitosis producida por Entamoeba histolytica. Este protozoario habita como comensal en el colon, no obstante, puede provocar enfermedad intestinal o extraintestinal de consideración.
La amibiasis es la tercera parasitosis más significativa del mundo y afecta a grupos poblacionales de todas las edades, pero es más común en niños y adultos jóvenes. 
La incidencia de amibiasis es del 10% a nivel mundial con un porcentaje de mortalidad muy bajo del 0,1 al 0,52%. 

Causas

El agente causal de la amibiasis es el protozoario Entamoeba histolytica. Aunque este microorganismo es un habitante normal del colon en ciertas ocasiones puede penetrar la mucosa intestinal y diseminarse a otros órganos. Las formas más comúnes de trasmisión es el consumo de alimentos contaminados y el contacto directo (ano-mano-boca). La E. histolytica se presenta en dos formas: quiste que es la forma infectante y trofozoito que es la forma invasiva. 

Síntomas

De acuerdo a los síntomas, la amibiasis es sintomática y asintomática; por su ubicación, en intestinal y extraintestinal, y por la evolución del cuadro clínico en aguda y crónica.

Amibiasis Intestinal

Por lo general, la amibiasis intestinal es asintomática, no obstante, 1 de cada 10 personas presenta molestias que pueden variar desde diarrea leve hasta cuadros de mayor severidad.
En los pacientes que desarrollan síntomas, la presentación más común es la disentería amibiana. Al inicio del cuadro, los síntomas son poco intensos, en forma de disminución del apetito, debilidad, dolor abdominal, trastornos de la motilidad intestinal y diarrea leve no sanguinolenta. 
Cuando el colon está extensamente invadido, las molestias se hacen más intensas y la enfermedad queda establecida. En esta etapa los síntomas más prominentes son: 
Diarrea. Es la molestia más frecuente, se caracteriza por heces blandas o acuosas y fétidas, algunas veces puede contener moco, pus y sangre. Puede durar varias semanas, aunque se puede alternar con períodos de estreñimiento. 
Dolor abdominal. La intensidad del dolor es variable y va desde una sensación de pesadez en el abdomen hasta dolores de tipo cólico que tienen la característica de calmar con la defecación. 
Tenesmo. Se caracteriza por ser un dolor de tipo constrictivo en la región anal, acompañado de la necesidad imperiosa de evacuar y se presenta en los cuadros más severos.
La evolución de esta enfermedad depende de ciertas circunstancias como las infecciones bacterianas, estado previo del colon y la instauración de un tratamiento correcto. Las formas fulminantes son raras y suelen ocurrir en personas tratadas con medicamentos que deprimen la inmunidad.

Amibiasis extraintestinal

La amibiasis extraintestinal se puede presentar varios días, meses o años de haber comenzado el cuadro intestinal. La forma más común de este tipo de amibiasis es el absceso hepático, que se presenta  en 3 a 7% de los casos, ocurre en personas entre 30 a 40 años de edad y es más frecuente en hombres. La evolución del cuadro clínico es lento e insidioso, se acompaña de pérdida de peso, dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen, fiebre no muy alta, agrandamiento del hígado. También puede verse afectada la piel de la región perianal  por la propagación de la infección a partir del recto. Todos los casos de amibiasis extraintestinal deben ser remitidos a un médico especialista.

Diagnóstico

El diagnóstico de amibiasis intestinal es clínico  y se confirma por medio de la identificación de la Entamoeba histolytica en las heces. El diagnóstico se complementa con los siguientes parámetros:

-Historia clínica completa.
-Antecedente epidemiológico.
-Síntomas presentes.
-Estudios de laboratorio: examen de heces para la búsqueda de quistes y amebas en fresco para trofozoíto.
-En la mayoría de los pacientes con absceso hepático amibiano y en más del 80% de los que tienen disentería amibiana aguda las pruebas serológicas (examen en sangre) dan resultado positivo. 

Tratamiento

En la amibiasis intestinal sintomática aguda el fármaco indicado es el metronidazol, que puede asociarse con diyodohidroxiquinoleína, por vía oral. En la amibiasis intestinal asintomática o crónica se pueden utilizar fármacos como diloxanida, diyodohidroxiquinoleína y paramomicina. 
El tratamiento se acompaña de analgésicos y antipiréticos para el control de la fiebre y el dolor. El cuadro de absceso hepático amibiano debe ser tratado por el médico especialista.

Medidas Preventivas y Recomendaciones Generales


-Correcto lavado de manos.
-Evitar comerse las uñas, puesto que facilita el contagio.
-Evitar el consumo de alimentos mal preparados o elaborados en ambientes con pobres condiciones higiénicas.
-Ingerir agua potabilizada.
-Llevar una alimentación saludable y adecuada.
-Evitar el contacto de manos y pies con tierra que se presume este contaminada con heces.
-Promover el consumo de alimentos bien cocidos.
-Mantener los interiores de la vivienda limpios y libres de humedad.

0 comentarios