Linfomas

Por - agosto 14, 2019


Los Linfomas son trastornos malignos de células especializadas de nuestro sistema inmunológico, los linfocitos, que están situados en el sistema linfático, formado por pequeños vasos que transportan la linfa, y en los órganos que se encargan de formar los componentes de la sangre.

Los linfocitos que son de dos tipos T y B, circulan por nuestro cuerpo a través de los vasos linfáticos y su función principal es defendernos de diferentes tipos de agresiones externas e internas como pueden ser infecciones virales, bacterianas, células malignas, etc.  
Los dos tipos principales de linfomas son:  

Linfoma de Hodgkin y Linfoma No Hodgkin

Localización más frecuente del tejido linfático
Ganglios linfáticos (tórax, abdomen, vientre)
Vasos linfáticos (red de vasos que transporta la linfa)
Bazo (órgano formador de sangre situado en el cuadrante superior izquierdo del abdomen)
Médula ósea (tejido de carácter esponjoso localizado dentro del hueso y formador de sangre)
Timo
Amígdalas y adenoides
Tubo digestivo


Linfoma No Hodgkin

Desarrollan diversos tipos de canceres de los linfocitos que inicialmente se manifiestan con aumento del tamaño de los ganglios linfáticos, varían en su manifestación clínica, desde muy leves hasta canceres muy agresivos. Afectan tanto a los linfocitos T como a los linfocitos B.  

Actualmente se conoce que el 85% de los linfomas no Hodgkin son de linfocitos tipo B; 15% son de linfocitos tipo T y un porcentaje restante menor originados en las llamadas células naturales asesinas (NK).

Factores de Riesgo

  • Ciertas infecciones sobre todo por virus.
  • Infecciones crónicas por ciertas bacterias como Helicobacter pylori (gastritis, ulcera gástrica), Chlamydophila psittaci (neumonía por contacto con heces de palomas, llamada psitacosis).
  • Sobrepeso y obesidad. Consumo de grasas en exceso, carnes rojas.
  • Implantes de senos de superficie áspera (muy infrecuente).
  • Personas con un sistema inmunitario deteriorado (personas sometidas a trasplante que reciben medicamentos para evitar el rechazo de órgano, infección por VIH).
  • Edad entre 60 a 69 años es el grupo etario más afectado, no obstante algunos tipos de linfomas son más frecuente en personas jóvenes.
  • Exposición a radiación, insecticidas, herbicidas, algunos medicamentos como el metotrexato utilizado para tratar la artritis reumatoide.
  • Parentesco familiar de primer grado (padre, madre, hermano).
  • Sexo masculino.
  • Raza blanca.

Síntomas

La primera manifestación clínica es el aumento del tamaño de los ganglios que puede ser en una determinada zona del cuerpo o generalizada. No suelen provocar dolor lo que en muchas ocasiones no lo nota el paciente y suelen diagnosticarse cuando la enfermedad ya está muy avanzada. 

Muchos pacientes presentan síntomas generales como fiebre, sudoración nocturna que es muy intensa y pérdida de peso (son los llamados síntomas B). 

Cuando el medico examina al paciente generalmente encuentra ganglios aumentados de tamaño muchas veces no dolorosos, en el linfoma tipo Burkitt se puede presentar una sensación de llenura en el abdomen cuando se presenta la variedad de linfoma abdominal.

Diagnóstico

Los exámenes de sangre pueden ser normales aun cuando se presente un gran compromiso de la médula ósea. En algunos tipos de linfomas se presenta afectación de las membranas que recubren el cerebro (meninges), encontrándose células de linfoma en el líquido cefalorraquídeo.

El test de LDH (lactato deshidrogenasa) en sangre es un marcador pronóstico de la enfermedad. El diagnóstico de linfoma se comprueba por medio de una biopsia del tejido afectado, que además sirve para clasificar el tipo específico de linfoma.

Clasificación de la OMS de los Linfomas No Hodgkin más comunes
Linfoma linfoblástico de precursores de linfocitos B
Linfomas de linfocitos B maduros
Linfoma de grandes linfocitos B difuso
Linfoma de grandes linfocitos B mediastínicos
Linfoma folicular
Linfoma de linfocitos pequeños
Linfoma linfoplasmacítico (enfemedad de Walderström)
Linfoma de células de manto
Linfoma de Burkitt
Linfoma de zona marginal:
Tipo MALT
Tipo ganglionar
Tipo esplénico
Linfoma linfoblástico de precursores de Linfocitos T
Linfoma de linfocitos T (y células NK) maduros
Linfoma de linfocitos T anaplásico
Angioinmunoblástico
Linfoma de linfocitos T periféricos
Linfoma de linfocitos T cutáneos (micosis fungoide)
Linfoma de linfocitos T/NK extraglandular
Leucemia/linfoma de linfocitos T del adulto

Tratamiento

Depende del tipo de linfoma clasificado, pero incluye quimioterapia, radioterapia y la inmunoterapia con anticuerpos monoclonales.

Evolución de la Enfermedad

Los llamados linfomas indolentes (linfoma folicular, linfoma de zona marginal, linfoma microlinfocítico) pueden tener una expectativa de vida de 10 a 15 años, pero al final suelen hacerse resistentes a la quimioterapia.

Los linfomas agresivos (linfoma de linfocitos B grandes difuso) son de pronóstico más sombrío y de menos expectativa de vida.

Linfoma de Hodgkin

Se presenta con más frecuencia en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo, cuello, tórax, axilas. Se caracteriza por la aparición de las llamadas células de Red-Sternberg. Se origina a partir de linfocitos B.


Factores de riesgo

  • Edad, mayor incidencia entre los 15 y 40 años de edad, superior a este periodo etario el riesgo aumenta mucho más.
  • Sexo masculino.
  • Herencia familiar, mayor entre hermanos.
  • Exposición a virus, el virus Epstein-Barr está relacionado con la aparición de algunos tipos de linfomas.

Síntomas

Ganglios aumentados de tamaño por lo general en el cuello, fiebre, sudoración abundante en las noches, prurito (picazón) inexplicable, pérdida de peso, algunos pacientes pueden notar la presencia de un ganglio inflamado después de ingerir alcohol.

Clasificación

Linfoma de Hodgkin con esclerosis ganglionar, suele ser el más prevalente en países con un alto nivel de vida, afecta más a personas jóvenes, y se localiza en cuello o tórax.

Linfoma de Hodgkin con disminución de linfocitos, es el menos común de los linfomas, en personas de edad avanzada y en pacientes VIH+. Es muy agresivo y de peor pronóstico. Afecta a ganglios linfáticos del abdomen, bazo, hígado y médula ósea.

Linfoma de Hodgkin a predominio linfocitario, es el menos frecuente de todos, se presenta en la parte superior del cuerpo.

Linfoma de Hodgkin con diversos tipos de células, llamado de celularidad mixta, es el segundo linfoma en incidencia, afecta a pacientes VIH+, a niños y ancianos y se presenta en la mitad superior del cuerpo.

Tratamiento

Es principalmente por medio de la quimioterapia, y en menor medida radioterapia. 

El linfoma de Hodgkin que reaparece después del tratamiento de inicio debe ser tratado con dosis altas de quimioterapia y autotransplante de células madre hemopoyéticas.

Evolución de la enfermedad

En su evolución influyen siete factores predictivos:

1. Momento en que se encuentra la enfermedad

2. Edad

3. Sexo

4. Hemoglobina

5. Albumina

6. Recuento de leucocitos

7. Número de linfocitos

En personas que reciben tratamiento en etapa temprana de la enfermedad el porcentaje de curación puede alcanzar hasta el 75% si hay de uno a dos factores y 55% cuando existen tres o más factores predictivos.


0 comentarios