Accidente Cerebrovascular

Por - agosto 14, 2019

ICTUS

El accidente cerebrovascular también conocido como ICTUS es una lesión o injuria que se produce en el cerebro. Se presenta cuando el aporte sanguíneo es interrumpido o se ha reducido. 

Si el cerebro no recibe suficiente sangre oxigenada las células cerebrales se dañan gravemente provocando incluso su muerte. Para tener una estimación, por ejemplo, en EEUU aproximadamente un 40% de hombres fallecen por un accidente cerebrovascular. Según datos del INEC, en el Ecuador en el año 2007, 3140 personas fallecieron por causa de un accidente cerebrovascular.  Los tipos de ictus más frecuentes son:

Ictus Isquémico, que es causado por una obstrucción o bloqueo en el paso de la sangre a los vasos sanguíneos. Aquí el tratamiento está enfocado en restablecer el flujo sanguíneo.

Ictus hemorrágico, ocasionado generalmente por pérdida de sangre que llega al cerebro causado por la rotura de una arteria, como la que ocurre por enfermedades como hipertensión arterial no controlada, o un aneurisma cerebral, que es una malformación en la estructura de los vasos sanguíneos cerebrales.

Se considera que el ictus es una de las causas más importantes de discapacidad, generando además secuelas que pueden deteriorar notablemente la calidad de vida de una persona.

Síntomas

Pueden variar desde alteraciones en el habla, debilidad parcial o generalizada, disminución de la fuerza muscular, trastornos de la marcha, hasta pérdida total del conocimiento.

Un dolor de cabeza de gran intensidad como nunca antes lo hubiera sufrido una persona puede ser un rasgo que oriente a pensar en la presencia de un ictus.


Riesgos de padecer un ictus


1.-Sexo masculino, en realidad los hombres son más propensos a padecer un ictus, no obstante, las    mujeres también pueden desarrollar un ictus, incluso en ellas puede ser más grave.

2.-Edad: a partir de los 55 años el riesgo de sufrir un ictus se duplica cada década siguiente de la vida.

3.-Malos hábitos como el alcohol, fumar, el uso de drogas ilícitas.

4.-Enfermedades como la hipertensión, diabetes son un importante factor de riesgo para el ictus.

5.-La obesidad y la falta de actividad física.

6.-Antecedentes familiares.

7.-Niveles elevados de grasas, como colesterol, triglicéridos.

Diagnóstico

Los ictus se instauran rápidamente y a menudo se presentaran antes de que un médico pueda evaluar al paciente.

Para que un paciente se beneficie de un diagnóstico y tratamiento adecuados, debe ser atendido en un hospital o centro médico especializado dentro de las primeras tres horas posteriores al inicio de los síntomas.


Evaluaciones médicas en pacientes con ictus


  • Examen al paciente por parte del médico.
  • Exámenes de laboratorio, que incluye analítica sanguínea.
  • Tomografía computarizada (TAC).
  • Resonancia magnética.

Ataques isquémicos transitorios (AIT)

Son eventos fugaces de isquemia cerebral, que muchas veces no provoca síntomas o son tan mínimos que los pacientes no suelen notarlos, como puede ser un mareo transitorio, una ligera alteración de la marcha con recuperación rápida. 

Los AIT pueden ser el comienzo de un evento cerebral de mayor gravedad que pueden manifestarse en los siguientes días y deben ser evaluados con prontitud para evitar secuelas posteriores.


Puntos claves


  • Durante un ACV el cerebro no recibe suficiente oxigeno o nutrientes lo que lleva a la muerte de las células cerebrales.
  • Los ACV deben diagnosticarse y tratarse lo más pronto posible.
  • El tratamiento depende del tipo de ictus. 
  • Los exámenes de imágenes (TAC Y RM)  son importantes en el diagnóstico del ACV.

Prevención

La mejor forma de prevenir un accidente cerebrovascular es tratar las causas subyacentes que podrían desencadenarlo. Este se puede lograr de la siguiente manera:
  • Dieta saludable.
  • Peso adecuado para la talla.
  • Actividad física regular.
  • Evitar hábitos dañinos como el alcohol, tabaco y drogas. 
  • Mantener la presión arterial en valores estables.
  • Control de la diabetes en pacientes que la padezcan.

Rehabilitación

Los ACV son eventos que cambian la vida y pueden afectar a una persona en su esfera física y emocional. Después de un evento cerebral, la recuperación implicara terapias de apoyo puntuales como ser:
  • Terapia física.
  • Terapia de lenguaje.
  • Terapia ocupacional.
  • Apoyo de la familia y amistades.
  • Grupos de soporte y apoyo.
La rehabilitación representa un punto muy importante en la recuperación de una persona que ha sufrido un ictus, por lo tanto la asistencia y el apoyo familiar son claves, para restablecer la salud y la calidad de vida, lógicamente dependiendo de la gravedad del accidente cerebrovascular.






0 comentarios